Compartir
Mercosur y la Alianza del Pacífico profundizan sus relaciones económicas con miras a un mercado que representa el 85% del PIB de la región

América Latina se acerca a la integración de sus dos principales bloques comerciales. Los presidentes de la Alianza del Pacífico, conformada por Chile, Colombia, México y Perú, han signado este martes un plan de acción con medidas concretas y plazos que los encamina a la integración regional y de libre comercio con el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay). Este primer paso dado por estos ocho países en Puerto Vallarta, Jalisco, apunta en dirección de la formación de un mercado que concentra el 79% de la población de América Latina y el 85% del PIB de la región.

“Mercosur y la Alianza del Pacífico no son sistemas idénticos ni en sus formatos ni en sus contenidos. Tampoco son incompatibles o excluyentes. Se equivoca quien diga que lo son”, dijo el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, uno de los dos mandatarios del bloque sudamericano que viajó a México junto al brasileño Michel Temer. La afirmación del mandatario tendía nuevamente puentes entre dos grupos que llevan cortejándose desde hace años, pero cuyo acercamiento comenzó a concretarse el año pasado. “Enviamos al mundo una clara señal de que juntos impulsamos la integración regional y el libre comercio”, dijo el presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien entregó la presidencia pro tempore del bloque pacífico al peruano Martín Vizcarra. Vázquez, el único presidente de izquierdas presente en la cumbre, dijo que la integración no es una varita mágica que solucione los problemas pero que podría servir como instrumento para combatir la pobreza, una de los problemas principales de la región.

El documento firmado este martes entre los bloques es un plan de acción que promueve el comercio de bienes e impulsa a las empresas medianas y pequeñas además de la movilidad de las personas. El objetivo más ambicioso de los dos grupos será la eliminación de los aranceles en los sectores comerciales donde representen un obstáculo de crecimiento para la región. Los avances de este acercamiento serán revisados por representantes de todos los países cada seis meses. La noche del lunes, México firmó con Brasil un acuerdo de cooperación sobre asuntos aduanales.

La Alianza también avanzó en una “desgravación arancelaria” y la formación de una zona de libre comercio entre los cuatro países miembros, de acuerdo con el presidente chileno Sebastián Piñera. Al término de la Cumbre, los cuatro países acordaron definir un fondo de infraestructura para disminuir el rezago en la región y moldear el bono de riesgo contra desastres, que ahora solo cubre a los daños por terremotos, para ampliar su uso a inundaciones y sequías. “Solo construyendo una visión común podremos avanzar hacia una verdadera integración de América Latina”, ha señalado Vizcarra.

Mercosur nació en 1991 con una ideología proteccionista y liderada por los motores de las economías sudamericanas más grandes, Argentina y Brasil. El bloque incluyó también a Uruguay y Paraguay para conformar un mercado de 250 millones de personas. En ese entonces, Brasil y Argentina producían tanto como China. Hoy solo generan la quinta parte que el gigante asiático. La parálisis marcó durante muchos años la dinámica de Mercosur y obligó a sus miembros a ver hacia afuera. Esto comenzó a cristalizarse con el giro a la derecha que dieron los Gobiernos del argentino Mauricio Macri y el brasileño Michel Temer, lo que ha inyectado dinamismo al grupo. Un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) asegura que las exportaciones de Mercosur crecieron un 13,8% en 2017.

Estas condiciones han puesto en sintonía a Mercosur y la Alianza del Pacífico. “Ahora sí hay condiciones concretas y reales para lograr la integración”, ha señalado Roberto Ampuero, el canciller chileno, en Puerto Vallarta este martes. La famosa integración del bloque, asegura el ministro del presidente Piñera, está hoy más cerca de dejar de existir únicamente en el papel gracias a la disposición política que hay en los ocho mandatarios. “Vemos con mucho interés el trabajar unidos y estamos seguros de que vamos a avanzar muy rápido”, dijo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, durante la inauguración de la XIII cumbre de la Alianza. “Renunciar a lo posible, además de un error, sería una irresponsabilidad”, sentenció Vázquez, en su papel de presidente de Mercosur.

El proteccionismo como oportunidad

La ventana de oportunidad ha sido ensanchada por las medidas proteccionistas que Donald Trump ha impuesto en Estados Unidos y la guerra comercial que ha abierto con China. “Estamos en un mundo totalmente distinto con nuevas amenazas como el proteccionismo. Si se cumple las advertencias del presidente Trump, los aranceles volverían a los niveles de la década de los 70. No estamos hablando de una época lejana estamos hablando de algo que está frente a nuestros ojos”, mencionó la noche del lunes el presidente chileno, Sebastián Piñera, para animar a sus homólogos a incluir a más países en el bloque comercial. La Alianza del Pacífico podría añadir al final del año como estados asociados a Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Singapur. El bloque también ha recibido las peticiones de Ecuador y Corea del Sur para ingresar al grupo.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos ha recordado que cuando el bloque comercial comenzó en 2011, los cuatro países promovían entre sus principios el libre comercio, la propiedad privada, la democracia y la integración regional. “Quieren quitarle los dientes a las relaciones multilaterales para traer de nuevo las relaciones bilaterales”, ha dicho en referencia al proteccionismo de Trump. “Eso puede ser aprovechado por la Alianza porque puede convertirse en la antítesis de lo que hoy se está haciendo a nivel mundial”.

Esta es la última cumbre de Santos y Peña Nieto como presidentes, por lo que Piñera y Vizcarra han insistido en la necesidad de generar una renovación de la Alianza del Pacífico con los nuevos mandatarios Andrés Manuel López Obrador, de México; e Iván Duque, de Colombia. Piñera ha propuesto concentrar los esfuerzos en la innovación, la tecnología y el emprendimiento. “Lo hemos tenido todo y sin embargo no hemos logrado aprovechar esa oportunidad”, ha reflexionado. El presidente peruano, Martín Vizcarra, ha reconocido la importancia de las sinergias económicas para el crecimiento de su país. “Debemos crecer y debemos fortalecer los mecanismos en la Alianza del Pacífico. Esperamos a los nuevos presidentes de México y Colombia para relanzar a la Alianza del Pacífico”, mencionó.

LÓPEZ OBRADOR SE COMPROMETE CON EL LIBRE COMERCIO

Andrés Manuel López Obrador, quien se convertirá en presidente de México el 1 de diciembre, canceló su asistencia a la cumbre el pasado viernes. El desaire a un evento para el que había confirmado su presencia a inicios de julio ha sido rebajado en Puerto Vallarta por futuros miembros de su Gabinete. Graciela Márquez, propuesta para secretaria de Economía, dijo que el Gobierno del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) está comprometido con la integración y el libre comercio. El canciller chileno, Roberto Ampuero, avaló esta postura tras reunirse con Marcelo Ebrard, el próximo ministro de exteriores mexicano. “Creemos absolutamente en la libertad de comercio y en el multilateralismo”, dijo Ampuero al señalar las coincidencias. Ebrard afirmó que México seguirá en el Grupo de Lima y la Alianza del Pacífico durante el mandato de López Obrador.

Print Friendly, PDF & Email