Compartir

Bélgica ha contribuido con 2 millones de euros (2.4 millones de dólares) para apoyar el Programa Mundial de Alimentación de las Naciones Unidas (PMA por sus siglas en inglés) y sus proyectos tecnológicos, incluido el piloto de pagos basado en blockchain para refugiados.

El PMA lanzó un piloto de pagos basado en Ethereum en 2017 con la intención de aumentar la eficacia y la transparencia de las transferencias de efectivo a los ciudadanos sirios desplazados en los campos de refugiados jordanos.

Asimismo, la contribución de Bélgica se utilizará para ampliar la investigación de las soluciones blockchain de la agencia, además de su proyecto de vehículo aéreo no tripulado (UAV), que pretende utilizar para la recolección de datos topográficos y análisis de daños para hacer frente a los desastres naturales.

Por su parte, Alexander De Croo, primer ministro adjunto del programa de desarrollo anunció que:

Solo encontrando mejores formas de distribuir la ayuda de manera más eficiente cerraremos la brecha entre los requisitos y la entrega en el terreno. Estamos centrados en desarrollar más aplicaciones que nos permitan salvar más vidas.

En este sentido, el jefe de personal de la PMA, Rehan Asad:

Los agentes de ayuda humanitaria deben buscar implacablemente formas de aprovechar las tecnologías digitales más prometedoras al servicio de las personas más vulnerables del mundo. Agradecemos a los socios comprometidos, como Bélgica, por ayudarnos a hacer posible esta labor.

La PMA es uno de los organismos de la ONU inmersos en la aplicación y desarrollo de nuevas tecnologías para mejorar las condiciones de los ciudadanos. En el 2017, la Oficina de Proyectos de Servicios (UNOPS) organizó un grupo de desarrollo blockchain, dentro del cual se incluye la PMA, el Programa de Desarrollo (UNDP), el Fondo para la niñez (UNICEF), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Grupo de Desarrollo de los Estados Unidos (GNUD).

Print Friendly, PDF & Email