Compartir

En un reciente reporte se dio a conocer que el controversial Petro venezolano fue otorgado con el reconocimiento “Satoshi Nakamoto” por su contribución en el desarrollo de la tecnología blockchain en el territorio.

El acto de premiación fue efectuado en el World Trade Center en Moscú por la Asociación Rusa de Criptomonedas y Blockchain (RACIB por sus siglas en inglés).

Este acto enciende aún más la llama de la controversia que envuelve al Petro y su relación con el gobierno ruso. Muchos medios especulan que la federación rusa estuvo detrás del desarrollo inicial de la criptomoneda, con el objetivo de evadir las sanciones de los Estados Unidos.

También se estima que el presidente Putin haya sido el principal colaborador de la iniciativa que vio luz en febrero de este año.

De acuerdo con un reporte de ‘Time‘, se cree que la intervención del gobierno ruso se dio mediante dos intermediarios —Denis Druzhkov y Fyodor Bogorodsky— quienes estarían a cargo de llevar a cabo las negociaciones y ayudar con la implementación de estrategias para el desarrollo de la criptomoneda nacional.

Cabe destacar que el objetivo de Rusia es encontrar una alternativa para contrarrestar las sanciones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos tras la invasión de Ucrania en el 2014; asimismo, la nación busca posicionarse internacionalmente, trayendo a su fin el dominio comercial estadounidense a nivel global.

Por su parte, el Departamento de estado y Tesorería de los Estados Unidos ya ha emitido una lista de advertencias que ponen en jaque cualquier intención de comercio con la criptomoneda nacional.

A pesar del panorama, el gobierno de Venezuela no piensa detener sus esfuerzos. A pesar que el actual Petro está respaldado por los barriles de petróleo de la nación, en un reporte reciente se reveló su intención de desarrollar un ‘Petro Gold Token’, el cual estaría respaldado con las reservas de oro del país.

Print Friendly, PDF & Email