La Juventus de Turín de Cristiano Ronaldo se estrenó este domingo en la pretemporada en un amistoso contra el Tottenham, actual subcampeón de la Champions League. Fue el primer choque de los bianconeri en la InternationalChampions Cup y el inicio de la nueva etapa de los italianos con Maurizio Sarrien el banquillo.

Después de varias temporadas con Massimiliano Allegri en el banquillo había muchas ganas de ver como respiraba esta nueva Juve, y el partido no decepcionó.

https://youtu.be/HqiU0AbScCc

Partido loco para empezar la pretemporada

Primero Lamela adelantó a los de Mauricio Pochettino a la media hora. Ya en la segunda parte, Higuaín y Cristiano le dieron la vuelta al marcador entre los minutos 56 y 60, y solo cinco después Lucas Moura volvió a igualar la contienda. Y cuando parecía que el choque iba a terminar en tablas, apareció Harry Kane en el minuto 92 para anotar un golazo desde el centro del campo y certificar la victoria para los británicos.

Pero no es del golazo del británico de lo que está hablando este lunes. Tanto en la prensa como en la propia Juve, lo que se comenta es lo que ocurrió después del gol de CR7. Y no es nada bueno.

Sarri decidió sentar a Cristiano después de anotar el 2-1. El técnico consideró que después de una hora en el campo lo mejor era darle descanso.

Cristiano Ronaldo se encara con Sarri

Pero aquella decisión no le gustó nada al delantero luso, que no escondió su malestar cuando abandonó el terreno de juego. En primera instancia se mostró sonriente, mientras saludaba a Pereira, que entraba en el verde en su lugar.

Pero entonces se cruzó con Sarri y ahí su gesto cambió. Con un rostro muy serio, Cris le dijo algo al míster y siguió su camino hacia el banquillo, mientras Sarri se encogía de hombros y le respondía algo. Una escena que muchos han considerado como el primer roce entre el técnico y el luso.

Cristiano Ronaldo y Sarri protagonizan su primer roce.

Y mucho ojo, porque otra cosa no, pero pretendientes no le faltan a Cristiano. Y algunos como el Paris Saint-Germain no solo estarían dispuestos a abrirle las puertas. Sobre todo si Neymar termina saliendo de París.

Además, los galos podrían asumir su fichaje sin problemas. Y ya se sabe que el portugués y Nasser Al-Khelaïfi mantiene una muy buena relación. El catarí siempre le ha dicho a Ronaldo que tuiene un sitio en el Parque de los Príncipespara cuando quiera.

Con Allegri las cosas fueron como la seda. Y Ronaldo tiene claro que si las cosas con Sarri no funcionan como querría, hará las maletas.