Obispo del Táchira invita a venezolanos a participar en celebraciones del Santo Cristo de La Grita

FUENTE: GLOBOVISIÓN

El Obispo de San Cristóbal, Mario Moronta, invitó a todos los venezolanos a participar en las diversas celebraciones en honor al Santo Cristo de La Grita, de manera especial este 6 de agosto, día central de las festividades del patrono del Táchira y los andes venezolanos.

«A las 10 a.m. se llevará a cabo la misa solemne y luego la procesión por todas las calles de la ciudad de La Grita para pedir por Venezuela, para pedir por el mundo, para pedir por la Iglesia», indicó el prelado.

Agregó que los fieles tienen una oportunidad valiosa «para decirle alSanto Cristo que puede contar con cada uno de nosotros en la edificación de su reino de amor, de justicia, de paz y de verdad».

Con relación a los 409 años del Santo Cristo de La Grita, lostachirenses celebran este día ya que en 1610 ocurrió un terremoto que destruyó a La Grita, y un escultor, llamado Fray Francisco, ofreció al cielo hacer una imagen del crucificado para consagrarle la nueva ciudad.

La historia dice que al no poder concluirla como lo imaginaba, suplicó a Dios ayuda divina. Mientras dormía en su taller, ubicado en Tadea, lo despertó el ruido del cincel, donde sorprendió a un ángel que culminaría el rostro de la Imagen sacra.

Globovisión continúa desplegado en Táchira para brindar una cobertura especial a las festividades en honor al Santo Cristo de La Grita, cuya fiesta central se celebra en el marco de la Transfiguración del Señor, la cual ocurre -según calendario de la Iglesia Católica- cada 6 de agosto.

Recuerda que puedes seguir cada incidencia en nuestras redes sociales a través de la etiqueta #SantoCristo

HISTORIA DEL SANTO CRISTO DE LA GRITA.
Por: Carmen Carrero.

En el año de 1.610 ocurrió algo inesperado, un terremoto estremeció aquel pueblito de antaño, y los frailes de la colina de Tadea se marcharon aterrorizados. Fray Francisco, de todos el más preocupado al ver que las casitas de techos rojos con ventanas y balcones al recuerdo habían quedado, Gran parte de sus habitantes, con los que había compartido sus años ya no volvería a verles, pues al cielo se habían marchado.
Fray Francisco pasaba los días muy triste y desconsolado, se refugiaba en la oración para sentirse reconfortado, entonces pidió a Dios padre que alejase sin retardo la ira contra su pueblo y jamás de esta forma volviese a ser castigado, y yo a cambio si mi ruego es escuchado ofrezco hacer la imagen de tu hijo con mis humildes y sencillas manos, que sea el guardián del nuevo pueblo un valle reconfortado, lo haría con el rostro sereno aunque estuviese crucificado para que sea la fuente de amor, fe y pastor del nuevo rebaño.
Empezó a tallar la imagen con gran amor y cuidado se esforzaba fuertemente noche y día sin descanso.
De un madero lentamente la figura fue formando le hizo efecto su cuerpo con la herida en el costado y abierto sus brazos.