Estaba decidido a recuperar el liderato

FUENTE: MARCA

Miguel Ángel López quien sufrió una caída en el tramo de tierra de la novena etapa de la Vuelta a España cuando marchaba delante de sus rivales directos, lamentó el percance porque: «hubiera podido sacar algo bueno de lo que había hecho», pero sus buenas sensaciones le permiten ver con optimismo la segunda parte de la competencia.

«Me caí en un tramo de tierra cuando iba rápido, resbalé y me fui al suelo, igual que Higuita, que venía detrás. Ha sido una lástima porque venía 30 segundos por delante de los favoritos y venía con unas muy buenas piernas. Traté de estar ahí hasta que me levanté, me tuve que auxiliar solo porque el carro estaba bien atrás. La bici me quedó un poco frenada y al final perdí algo de tiempo».

Superman, ahora tercero en la general a 17 segundos de su compatriota Nairo Quintana, hizo a pesar de todo una lectura positiva de la etapa y dijo que ya solo piensa en lo que viene.

«No he perdido mucho y además queda mucha Vuelta. Me encuentro muy bien, el equipo está muy motivado, marcha súper bien y me anima el hecho de que iba perfectamente en el momento de la caída, eso me motiva para lo que falta».

Y continuó el boyacense: «el golpe no ha sido nada, apenas unos raspones, y si no me llega a pasar esto hubiera hecho algo bueno. Estamos en la mitad de Vuelta, queda mucho por delante y puede pasar de todo».

El impacto se lo llevó el líder del Astana en el muslo derecho, lo que le produjo un ligero bloqueo en la pierna, y más con la lluvia. Además la bici iba «coja, como chueca, no andaba mucho, pero bueno, tratamos de estar ahí muy cerca», finalizó por decir el hombre que se ha vestido tres veces de rojo en esta Vuelta a España 2019.