FUENTE: INVESTING

El presidente iraní, Hassan Rouhani, concedió el miércoles otros dos meses a las potencias europeas para salvar el acuerdo nuclear de 2015, pero advirtió que Teherán aún se está preparando para futuras violaciones del mismo que podrían tener «consecuencias notables».

Su declaración se produjo en un momento de señales contradictorias por parte de los representantes iraníes en respuesta a la propuesta francesa para salvar el acuerdo, que ofrecía a Irán unos 15.000 millones de dólares en líneas de crédito hasta finales de año si Teherán vuelve a cumplir con el acuerdo en su totalidad.

Por un lado, un alto cargo iraní dijo que cumpliría si obtenía esa cantidad en líneas de crédito o ventas de petróleo, mientras que la televisión estatal Press TV dijo que Irán había rechazado la propuesta de un préstamo de la UE por esa cantidad.

Irán salió de años de aislamiento económico tras aprobar un acuerdo con las potencias mundiales en 2015 para frenar su programa de desarrollo nuclear a cambio de un alivio de las sanciones. Sin embargo, el presidente estadounidense Donald Trump abandonó el acuerdo el año pasado y reimpuso sanciones.

Teherán respondió con dos medidas que violaron algunos de los términos del acuerdo, aunque dice que todavía pretende salvar el pacto.

Rouhani había amenazado con tomar nuevas medidas el 5 de septiembre, a menos que Francia y los otros signatarios europeos del pacto se esforzaran más en proteger a Irán del impacto de las sanciones de Estados Unidos.

«Creo que es poco probable que lleguemos a un acuerdo con Europa hoy o mañana… Europa tendrá otros dos meses para cumplir sus compromisos», dijo Rouhani, según la televisión estatal.

Irán continuaría con sus planes incumpliendo aún más el acuerdo y acelerando su actividad nuclear, añadió.