FUENTE: INVESTING

La libra esterlina sube este miércoles, impulsada por las esperanzas de un aplazamiento del Brexit, mientras que el dólar baja a medida que los débiles datos del sector manufacturero de Estados Unidos refuerzan las apuestas de unas medidas más agresivas de relajación de la política monetaria de la Reserva Federal.

La libra sube un 0,3% hasta el nivel de 1,2116 a las 8:23 horas (CET) ante el optimismo de que podría evitarse el Brexit sin acuerdo.

Las subidas tienen lugar después de que los parlamentarios británicos votaran a favor de tomar el control de la agenda parlamentaria del miércoles en un intento de aprobar una legislación para evitar un Brexit sin acuerdo. Si la iniciativa tiene éxito, obligaría al primer ministro Boris Johnson a pedir más tiempo a la Unión Europea para evitar salir del bloque sin ningún acuerdo.

La libra se situó el martes por debajo de 1,20 y registró su cota más baja desde el breve desplome de octubre de 2016.

Johnson ha dicho que ahora convocará elecciones anticipadas, añadiendo otra fuente importante de incertidumbre política para la libra esterlina.

«Todavía no podemos decir cuál será la jugada final», dijo Yukio Ishizuki, estratega senior de Daiwa Securities.

«Los partidarios de un Brexit duro quieren un Brexit sin importar lo que pase, mientras que los partidarios de permanecer en la UE se oponen completamente. Ésta no es una cuestión en la que ambas partes puedan llegar a un acuerdo a medio camino».

El índice dólar, que sigue la evolución de esta moneda con respecto a una cesta de otras seis divisas principales, se sitúa ligeramente por debajo de 98,84, apartándose de los máximos de dos años registrados el martes.

El informe del Instituto de Gestión de Suministros de este martes indicaba que la actividad manufacturera de la mayor economía del mundo se contrajo por primera vez en tres años el mes pasado.

«Las expectativas de que la Fed acuda al rescate han aumentado», dijo Rodrigo Catril, estratega senior de FX en el Banco Nacional de Suiza, en Sídney. «Pero no es una capitulación del dólar. Simplemente ha frenado la reciente subida del dólar».

El dólar sube frente al yen, aumentando un 0,27% hasta el nivel de 106,20.

Ha habido pocas señales de avance en las negociaciones comerciales de Estados Unidos en China después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tomara Twitter para advertir de que sería «más duro» con Pekín en un segundo mandato si las conversaciones comerciales se prolongan.

El euro sube hasta el nivel de 1,0981, recuperándose tras los mínimos de 28 meses frente al dólar registrados el martes, ya que los inversores creen que los tipos de interés seguirán adentrándose en territorio negativo más tiempo en la zona euro.