La fiesta más famosa del mundo que tiene a la cerveza como protagonista ha arrancado en Múnich (Alemania), que prevé recibir unos 7 millones de visitantes hasta el próximo 6 de octubre.

FUENTE: AS

Ya está en marcha la Oktoberfest, la fiesta de la cerveza más famosa y replicada del mundo, que un año más sitúa a Múnich (Alemania) como el epicentro de una de las bebidas más consumidas en todo el planeta. Desde el 21 de septiembre hasta el 6 de octubre, los amantes de la cerveza tienen una oportunidad única de disfrutar de un ambiente inigualable entre trajes regionales típicos y jarras de vidrio.

Oktoberfest, cerveza, fiesta, munich

Una boda, el origen

La Oktoberfest se celebra desde 1810 en Múnich y surgió con motivo del matrimonio del príncipe Luis I de Baviera con la princesa Teresa de Sajonia-Altenburgo. Desde entonces la fiesta evolucionó hasta convertirse en un símbolo de Múnich y de Alemania en el extranjero, donde también se organizan sus correspondientes versiones.

A golpe de mazo

Es tradición que la Oktoberfest se inaugure con la apertura del primer barril a golpe de mazazo a cargo del alcalde de Múnich, en este caso, Dieter Reiter, que solo necesitó de dos golpes al grifo para declarar el típico «O’zapft is! Auf eine friedliche Wiesn!», que significa «¡Abierto está! ¡Por un prado pacífico!», en referencia al recinto donde se celebra la fiesta, el «Theresienwiese» (Prado de Teresa), que alberga más de 30 carpas en sus 420.000 metros cuadrados.

Seis marcas, una cerveza

Las reglas del Oktoberfest son muy claras al respecto y durante la fiesta solo 6 cerverceras, muniquesas, pueden servir su producto: Agustiner (1328), Spaten (1397), Hacker-Pschorr (1417), Löwenbräu (1524), Hofbräu (1589) y Paulaner (1634). Pero no cualquier cerveza es aceptada. La que se sirve se llama oktoberfestbier, de tipo märzen, y debe cumplir con la ley de la pureza (Reinheitsgebot), que obliga a elaborarla exclusivamente a partir de agua, cebada, y lúpulo.

Ni caña ni tercio: una jarra de un litro

La medida en el Oktoberfest está estandarizada. No existe la caña, el quinto o el tercio. Un litro es lo que te espera si decides acudir a la capital de Baviera donde se pueden apreciar las estampas de camareros y camareras portando 12 jarras al mismo tiempo. Conocidas como maßkrug o sencillamente maß, cada jarra es de vidrio y puede pesar cuando está llena 2 kilos. Este año cuesta entre 10,80 y 11,80 euros.

Diapositiva 2 de 19: Se inauguró en Munich la Oktoberfest, la fiesta de la cerveza mas multitudinaria del mundo, que durará hasta el 6 de octubre. /REUTERS/Andreas Gebert

Consumo de cerveza (y mucho más)

El consumo de cerveza durante el Oktoberfest puede alcanzar la nada despreciable cifra de los 7,5 millones de litros. Pero no solo de cerveza viven los muniqueses y visitantes ya que se pueden llegar alcanzar la ingesta de medio millón de pollos asados, más de 200.000 pares de salchichas de cerdo y unos 100.000 codillos.