Linda Chang, vicepresidenta ejecutiva de la marca, ha declarado para The New York Times que pronto dejarán de operar en 40 países y que cerrarán 350 tiendas en todo el mundo. 

FUENTE: BUSINESS INSIDER

Forever 21, un pilar de los centros comerciales estadounidenses, famoso por el fenómeno «fast-fashion» (o moda rápida), se ha declarado en quiebra. Empresas como Primark, con precios «bajos» y ropa «desechable», se incluyen en este fenómeno.

La compañía ha mandado este domingo un comunicado oficial dirigiéndose a sus clientes afirmando que esta situación es voluntaria en base al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos. Desde dentro de la entidad han asegurado que esta medida les permite operar con normalidad hasta que encuentren una solución para reestructurar el negocio.

Forever 21 ha querido tranquilizar a sus clientes y dejar muy claro que no cesará en sus ventas. «Todo lo contrario, solicitar protección por bancarrota es un paso muy meditado y decisivo para llevar a la empresa por el buen camino», han escrito en la carta. 

Un portavoz de la compañía ha afirmado para Business Insider que la mayoría de las tiendas físicas que cerrarán se encuentran en Asia y Europa, y que continuarán con sus operaciones en EE.UU., México y América Latina.

«Este ha sido un importante y necesario paso para asegurar el futuro de nuestra compañía, y que nos permitirá reorganizar la empresa y reposicionar Forever 21» ha declarado en el comunicado Linda Chang, vicepresidenta ejecutiva de la marca.

Chang ha hablado con The New York Times ha confirmado que dejará de operar en 40 países. Además la compañía planea cerrar hasta 178 tiendas en EE.UU., cifra que llegará a 350 en todo el mundo. A pesar de todo, Forever 21 seguirá teniendo su tienda on-line. 

Chang ha explicado para el Times, que la compañía se encontró con un crecimiento muy rápido, abriendo tiendas en 47 países en menos de 6 años, lo que hizo que la rentabilidad de Forever 21 se «complicase». También ha recalcado que los cambios en la industria de la «fast-fashion» y el auge de las compras por Internet, son un desafío constante para el negocio. 

El anuncio se produce después del rumor de que Forever 21 habría contratado un equipo de asesores para buscar una inyección de capital privado con la que poder refinanciar y reestructurar la compañía. Al parecer estos esfuerzos habrían resultado inútiles, en parte debido a las desavenencias entre los dueños de las franquicias y los líderes de la compañía, según Bloomberg

Actualmente Forever 21 cuenta con 800 tiendas repartidas entre EE.UU., Europa, Asia y América Latina, y aunque no hace públicas sus cuentas, se estima que genera unos 2.700 millones de euros anuales. Sin embargo la entidad ya habría presentado síntomas de una posible crisis en los últimos años con el cierre de tiendas en mercados internacionales como Londres o China, y con variedades de productos que resultaban en stock.

Fuentes cercanas a Forever 21 han afirmado para Bloomberg que «una declaración de quiebra ayudaría a la compañía deshacerse de las tiendas no rentables y recapitalizar el negocio».

Forever 21 fue fundada en 1984 y saltó a la fama en los 90 y principios de los 2000 por su elegante oferta a precios bajos que la hizo muy popular entre las mujeres jóvenes. La compañía ha recibido un gran revés en los últimos años debido a la gran competitividad del sector producida por la venta on-line, así como el aumento de empresas de venta directa al consumidor que han redirigido a los compradores fuera de los centros comerciales, el punto fuerte de Forever 21.