WeWork pospone su salida a bolsa tras 6 movidas semanas en las que ha dimitido su cofundador y CEO. La empresa de alquiler de espacios de trabajo y coworking planea seguir con su plan de convertirse en una cotizada en el futuro, según han declarado sus nuevos líderes este lunes.

FUENTE: BUSINESS INSIDER

Los co-CEO de la empresa de alquiler de espacios de trabajo, Artie Minson y Sebastian Gunningham, han declarado lo siguiente: «Hemos decidido posponer nuestra salida a bolsa para centrarnos en nuestro negocio principal, cuyos fundamentos siguen siendo sólidos».

«Estamos tan comprometidos como siempre a servir a nuestros socios, clientes, socios propietarios, empleados y accionistas. Tenemos toda la intención de que WeWork sea una empresa cotizada y esperamos volver a visitar los mercados bursátiles en el futuro».

Los bonos de WeWork han llegado a su mínimo histórico tras la noticia.

La matriz de WeWork, The We Company, presentó su solicitud para salir a bolsa el 14 de agosto, y desde entonces ha afrontado un intenso escrutinio de sus cuentas y liderazgo por parte de posibles inversores, los medios de comunicación y gigantes de negocios como Sam Zell.

Las principales dudas versaban sobre el camino de WeWork hacia la rentabilidad, los conflictos de intereses y la capacidad de Neumann para dirigir una empresa pública. 

En la primera mitad de este año, WeWork ha registrado unas pérdida de 690 millones de dólares y unos ingresos de 1.500 millones de dólares.

La compañía sopesó recortar su valoración en más de un 50%, expulsó a Neumann y retrasó su salida a bolsa el 17 de septiembre, antes de finalmente retirar su solicitud de salida a bolsa.

WeWork fue fundada en 2010 y ha pasado de tener solo una oficina en Nueva York a contar con 528 en 111 ciudades (incluida España). Su enfoque de negocio ha madurado a lo largo de esta expansión. 

Antes era conocida por sus espacios abiertos y ruidosos con escritorios comunales para emprendedores millennials, la compañía ahora hace alrededor del 40% de su negocio con empresas con más de 500 empleados, ofreciendo oficinas y pisos privados para empresas como BlackRock y Microsoft.