La divisa perdió en dos jornadas 68 pesos, luego de alcanzar nuevos máximos históricos. La moneda cierra con un avance semanal de cinco pesos.

FUENTE: PORTAFOLIO

En la sesión de este viernes, el dólar en la Bolsa de Valores de Colombia cayó 38 pesos y se negoció en un precio promedio de 3.429 pesos respecto a la TRM definida en 3.467 pesos. En la jornada pasada, la divisa perdió 30 pesos, al negociarse en un promedio de 3.467 pesos. Incluso, tocó un mínimo de 3.449 pesos en el mercado cambiario local.

Así las cosas, la divisa tuvo un fuerte recorte luego de alcanzar un máximo histórico cercano a los $3.500, en el inicio de la semana. 

COMO EN UNA MONTAÑA RUSA 

Luego de un inicio de semana altamente alcista, donde el tipo de cambio logró un nivel histórico, este termina la semana bajo los 3.430 pesos, nivel incluso inferior al que comenzó la semana de negociación, con lo cual ajusta su primera semana a la baja luego de tres semana de un fuerte devaluación de la moneda local. Es importante notar que la volatilidad repunta nuevamente hasta niveles de 80 pesos en lo corrido de la semana.

Según Alexander Ríos, analista de Estratégica Consultoría, dentro de los principales causantes que impulsaron este cierre bajista del tipo de cambio se pueden resaltar, a nivel de mercado local, la liquidación de posiciones entorno a los 3.500 pesos, lo cual brindó a los inversores una rentabilidad extra por la nacionalización de flujos denominados en dólares.

Por otra parte, a nivel internacional, hay un sentimiento ambiguo respecto al futuro de la economía norteamericana, pues si bien datos de esta semana muestran resultados contractivos en manufactura y empleo, otros muestran índices de consumo expansivos, lo que brinda aires de tranquilidad al mercado.

«En este sentido, es relevante destacar que semanas anteriores el mercado brindaba una probabilidad inferior al 50% de observar nuevas disminuciones en la tasa para la reunión a finales de octubre; no obstante, actualmente el mercado apuesta con un 90% de probabilidad por nuevos recortes en la tasa por parte de la FED, ello observado en el monitor de mercado Market Watch de la CME. Dichas apuestas apuntan a sentimientos de debilidad en la economía norteamericana», señala Ríos.

Por su parte, el índice de emergentes muestra una recuperación en los flujos hacia estos países contribuyendo con las presiones bajistas del tipo de cambio local. Datos confirmados por la ruptura de los 1.500 dólares por onza del precio del Oro, lo que implica una mejora en las percepciones de riesgo por parte de los agentes.

Finalmente, como preocupación para el mercado local, se tienen las miras puestas en el petróleo, pues para esta semana se observa una corrección en la materia prima que lo lleva a cotizar actualmente bajo los 55 dólares por barril en la referencia WTI.

En este sentido hay que considerar, si bien el petróleo no es el “Driver” actual del tipo de cambio, una continuidad en la caída del precio del petróleo deteriorará las cuentas fiscales e inyectará presiones alcistas al dólar local.

PRONÓSTICO

Para Estratégica, el rango de negociación estará la próxima semana en 3.420 y los 3.470 pesos por dólar.

De darse nuevas tensiones comerciales o caídas del petróleo bajo los 50 dólares por barril los 3.500 pesos serian nuevamente el nivel a considerar. De mantenerse la tendencia y la calma en los mercados, los 3400 pesos serán el próximo nivel bajista a considerar.