Harris Kupperman, presidente de Praetorian Capital Management y autor del blog Adventures in Capitalism, asegura que su instinto le dice que es el momento de «vender todo».

FUENTE: BUSINESS INSIDER

Harris Kupperman, presidente de Praetorian Capital Management y CEO de Mongolia Growth Group, una compañía de inversión inmobiliaria valorada en 6.100 millones de dólares (algo más de 5.550 millones de euros), está ahora mismo en proceso de vender entre el 10% y el 50% de todas las posiciones con las que cuenta actualmente.

Y sus motivaciones para esta retirada son sencillas: este inversor prevé un desplome bursátil masivo en el horizonte.

En una entrevista exclusiva con Business Insider, Kupperman analizó la última publicación en su blog, titulada Preparándose para el desplome de la bolsa, y no se ha andado por las ramas al compartir su visión de lo que denomina «economía de esquema Ponzi (un tipo de estafa piramidal)».

«Creo realmente que hay un desplome bursátil en camino», ha asegurado. «He vivido 2 hundimientos de la bolsa y creo que este será el tercero».

Se trata de una advertencia contundente, y Kupperman no se ha sacado esta teoría de la manga. De hecho, ha publicado una serie de motivos para que se produzca este desenlace inevitable, que incluyen tensiones de financiación, compañías que no son rentables pero que venden a partir de valoraciones mareantes, desequilibrios estructurales, deuda excesiva y «una política monetaria estúpida«.

«Todos los ingredientes para un desplome bursátil ya se están produciendo», ha valorado.

Pero en el centro de esta cuestión se encuentra el que considera verdadero culpable de esta situación, la Reserva Federal. Kupperman considera que la política momentaria laxa de la Reserva Federal ha creado un entorno insostenible.

«Cuando inyectas liquidez en el sistema al ritmo al que ellos lo han hecho, estás creando una burbuja gigante», ha subrayado.

Y eso es solo el principio. Para Kupperman, las decisiones de la Fed han creado un «sector al estilo de los esquemas Ponzi».

«Las acciones Ponzi son las de WeWork, Tesla o las de otros fraudes descarados», ha señalado. «El sector Ponzi son todas las compañías que no tienen ninguna posibilidad de llegar a ser rentables, pero aún así continúan incrementando sus ingresos».

Estas son declaraciones difíciles de digerir para los inversores que posean acciones de estas compañías. Pero no se debería rechazar automáticamente este punto de vista. Ninguna de esas empresas está ni remotamente cerca de presentar beneficios y WeWork acaba de pasar por el reemplazo de su CEO, una salida a bolsa fallida y un recorte de casi 40.000 millones de dólares (unos 36.500 millones de euros) en su valoración en los últimos 6 meses.

«Que estas cosas existan no se sostiene por ningún razonamiento económico, excepto por el hecho de ha entrado liquidez en el sistema y la gente está comprando acciones porque creen que hay alguien más tonto que ellos», ha afirmado Kupperman.

Frente a ese deprimente trasfondo, Kupperman asegura que está buscando sectores que sean mayoritariamente despreciados y que estén infravalorados. El inversor ha conseguido sus mayores éxitos yendo contracorriente y esperando un punto de inflexión.

Algunas de sus apuestas favoritas son los envíos, la energía, el uranio y la economía griega, activos que un inversor convencional no se atrevería a tocar en el actual clima que impera en el mercado.

Si estás de acuerdo con su punto de vista, un inversor que buscase una mayor exposición a estas ideas podría comprar: 

  • Invesco Shipping ETF
  • SPDR Energy Select Sector ETF
  • Global X Uranium ETF
  • Global X MSCI Greece ETF