FUENTE: INVESTING

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, dijo que la política monetaria no se encuentra preestablecida, sino que, por el contrario, atiende a la evolución de factores que impactan a la economía para “actuar apropiadamente”, tal y como lo han hecho. Y que, aunque él y sus colegas del FOMC coinciden en que la expansión económica de Estados Unidos puede mantenerse, existen riesgos que amenazan una visión optimista.

En su esperada intervención en la 61 Reunión Anual de la Asociación Nacional de Economía Empresarial, en Denver, Colorado, Powell destacó que tanto sus colegas del FOMC, como él mismo, han cambiado sus puntos de vista sobre política monetaria a la par del desarrollo de factores que han afectado la economía de ese país, como el debilitamiento del crecimiento económico global del último año y medio, la incertidumbre comercial, el Brexit, entre otros. Con “cambio de puntos de vista” se referencia al doble recorte a las tasas de interés aplicado en las últimas dos reuniones del FOMC.

“A medida que estos factores evolucionaron, mis colegas y yo cambiamos nuestros puntos de vista sobre la política monetaria apropiada hacia un camino más bajo para la tasa de fondeo; y redujimos su rango objetivo en 50 puntos base. Creemos que nuestras acciones brindan apoyo a las perspectivas. Mirando hacia el futuro, la política monetaria no está en un curso preestablecido”, dijo Powell.

Últimas declaraciones previa a la reunión

Si se toma en cuenta que estas son las últimas declaraciones de Powell antes de la decisión de política monetaria del próximo 30 de octubre, el mensaje que le queda a los mercados financieros es ambiguo pues, aunque no afirma que se prevé un nuevo recorte, tampoco lo descarta.

De acuerdo con el Barómetro de Investing.com, el mercado da un 80% de probabilidad a un nuevo recorte de 25 puntos base en la tasa de interés en Estados Unidos, para llevarla a un rango de 1.50% -1.75%.

Powell también indicó que la próxima reunión del FOMC “está a varias semanas de distancia”, por lo que continuarán monitoreando “cuidadosamente la información entrante”, al ser un organismo que depende de la evolución de los datos.

“Dependemos de los datos, evaluando las perspectivas y los riesgos reunión por reunión. Teniendo todo eso en cuenta, actuaremos según corresponda para apoyar el crecimiento continuo, un mercado laboral sólido y la inflación volviendo a nuestro objetivo simétrico de 2%”, dijo Powell.