De pagar con el móvil a cobrar con el móvil: Samsung apunta contra el mercado de los terminales de punto de venta con la app Samsung POS

FUENTE: ECONOMIA DIGITAL

Pagar con el teléfono móvil, sin necesidad de sacar la tarjeta de la cartera, es algo cada vez más habitual a través de servicios como Samsung Pay, Google Pay o Apple Pay. Ahora Samsung quiere ir un paso más allá y apunta contra el mercado de los terminales de punto de venta móviles (mPOS) que se sirven del teléfono móvil para hacer justo lo contrario, recibir pagos con tarjeta (contactless) o con servicios de pago móvil, incluyendo el de Apple y Google.

  • Como ventaja la app Samsung POS (Point of Sale, punto de venta) funciona directamente y sin necesidad de accesorios como sucede con otras soluciones de mPOS — como la de Square.
  • El funcionamiento y la tecnología es la mima que utilizan Samsung Pay para pagar, pero la transacción recorre el camino inverso: a través de NFC el móvil que funciona como datáfono.

La prueba piloto que Samsung ha puesto en marcha en Canadá esta semana junto con Mobeewave, una compañía especializada en mPOS, ha resultado hasta ahora en más de 10.000 descargas de la app de Samsung, según la compañía.

  • Esta solución da la posibilidad a muchos microvendedores y pequeñas compañías y comercios a ofrecer el pago con tarjeta de forma simple y rápida.
  • Quienes deseen aceptar pagos móviles «no tienen más que descargar la app Samsung POS y registrarse como vendedor».
  • De momento la solución mPOS de Samsung es compatible con tarjetas sin contacto VisaMastercard, tanto si se utilizan físicamente como a través de servicios de pago móvil. No es compatible con tarjetas con banda magnética, ya que el smartphone por sí mismo (sin accesorio) no podrá leerla.
  • Samsung POS es compatible con móviles Samsung Galaxy y Note con NFC (S8, S8+, Note8, S9, S9+, Note9, S10, S10e, S10+, Note10 y Note10+) con Samsung Knox. 

De momento Samsung POS está disponible a modo de prueba piloto en Canadá, y el plan de la compañía es ofrecerlo globalmente en los próximos meses, a partir de 2020.