Tras informaciones que apuntan a más problemas, la firma tendría que destinar más dinero para enfrentar la complicada situación.

FUENTE: PORTAFOLIO

Boeing podría tener que apartar miles de millones de dólares para cargos adicionales, dijeron el lunes dos corredurías, luego de que se profundizara la crisis por el avión 737 MAX que puso en cuestionamiento las chances de que la aeronave vuelva a transportar pasajeros.

Credit Suisse y UBS redujeron sus recomendaciones sobre la acción de la compañía estadounidense el viernes, luego de reportes que mostraron mensajes internos entre dos empleados de Boeing que decían que el sistema de prevención de pérdida (anti-stall) de la aeronave se comportó erráticamente durante las pruebas antes de entrar en servicio.

Las nuevas revelaciones representan graves desafíos para Boeing, que está bajo una enorme presión después de dos accidentes fatales del 737 MAX que forzaron a la compañía a suspender los vuelos de la nave y a asumir miles de millones de dólares en pérdidas.

Las acciones de Boeing Co se desplomaban más de 4% a 330,15 dólares en las primeras operaciones del lunes y acumulaban un declive de casi 20% desde el segundo incidente fatal ocurrido en Etiopía.

Si bien Boeing continúa produciendo aviones, pero a un ritmo menor, las corredurías dijeron que existe una creciente posibilidad de que la compañía tenga que detener la fabricación de la aeronave definitivamente. “Vemos un creciente riesgo de que la Administración Federal de Aviación no conceda la certificación para volar en noviembre y levante la paralización de emergencia en diciembre”, dijo Myles Walton, analista de UBS, que degradó su recomendación del papel de Boeing a ‘neutral’ desde ‘comprar’.

El viernes, los papeles de Boeing bajaron casi 7% cuando reportaron las fallas detectadas en el sistema de prevención de pérdidas del 737 MAX.