Millones de chilenos han exigido cambios en el modelo económico y el sistema político del país.

FUENTE: EL TIEMPO

El presidente chileno, Sebastián Piñera, pidió el sábado la renuncia a todos sus ministros para diseñar un nuevo gabinete, tras una semana de fuertes movilizaciones callejeras que exigían cambios al modelo económico y plantearon fuertes críticas al sistema político.

Un millón de personas sólo en Santiago y cientos de miles en otras ciudades, en gran parte jóvenes, protagonizaron el viernes la mayor manifestación callejera desde el retorno a la democracia hace casi tres décadas, al coronar una semana de intensas movilizaciones que se iniciaron por el alza de las tarifas del transporte.

«He pedido a todos los ministros poner sus cargos a disposición para poder estructurar un nuevo gabinete para poder enfrentar estas nuevas demandas y hacernos cargo de los nuevos tiempos«, dijo el presidente de centroderecha desde el palacio La Moneda. El mandatario no precisó cuándo nombraría a su nuevo equipo.

Piñera dijo también que tiene la intención, «si las circunstancias lo permiten», de levantar el estado de emergencia decretado en Santiago hace una semana y varias otras ciudades hasta las últimas horas de la noche del domingo.

Las movilizaciones, que se iniciaron de forma pacífica, derivaron en varios casos de saqueos y violencia, especialmente en los barrios más pobres en las afueras de Santiago. Las protestas han dejado más de 6.000 detenidos y al menos 17 muertos, según la Fiscalía.

El general designado para velar por seguridad de la capital había anunciado más temprano que se levantaba el toque de queda para Santiago, que estuvo una semana bajo esa medida por las noches.

Imágenes de la multitudinaria marcha del viernes en Chile.
FUENTE: AFP

Piñera, que al inicio de las movilizaciones mostró un discurso confrontacional, mostró el sábado un tono diferente. «Hemos escuchado el profundo mensaje de los ciudadanos, de chilenas y chilenos pidiendo una sociedad más justa y solidaria«, aseguró.

Durante las protestas, muchos manifestantes han pedido una nueva Constitución e incluso la renuncia del presidente. Estas ideas se convirtieron en tendencias en las redes sociales durante estos días.

Piñera retrocedió en el alza del precio del metro y luego anunció medidas como aumentar las pensiones y mejorar el acceso a la salud, entre otras, para contener el descontento, aunque aún enfrenta un camino de negociaciones con el Congreso, donde la centroderecha es minoría.

Marcha en Chile
Solo en Santiago de Chile salieron a manifestar más de un millón de personas.
Foto: AFP

Con el anuncio del sábado Piñera «trata de ganar tiempo», dijo a Reuters Lucía Dammert, analista política del centro de estudios Espacio Público en Santiago.

«Había un general pedido y reclamo por un cambio de su equipo. Yo habría esperado que el presidente saliera de inmediato con su nuevo equipo. Nos deja sin gabinete después de días de marchas. Sin gabinete y sin interlocutores«, añadió.

«Sería grave estar más de 24 horas sin ministros, que son los responsables políticos de muchas cosas», añadió.