La Unesco le pidió al artista que tapara los desnudos de sus obras para no herir la sensibilidad de los visitantes. El artista, que no se tomó muy bien la propuesta, respondió poniendo tangas y slips en las esculturas.

FUENTE: ANTENA 3

La Unesco ha exigido al artista francés Stéphane Simon cubrir el desnudo de algunas de sus esculturas para «no herir la sensibilidad del gran público». A pesar de que la propia Unesco está exponiendo en los pasillos de su sede en París estas esculturas de la exposición ‘Memory of Me’ a petición propia, ha pedido al artista que modifique su obra.

El medio francés ‘Le Figaro’ explica que fue la organización quien contactó con el artista para mostrar al público la colección compuesta por varias esculturas de figuras humanas desnudas sin connotación erótica alguno. Pero para sorpresa del artista, pocos días antes de que arrancara la exposición, un funcionario le pidió que cubriera las partes íntimas de las estatuas.

Ante la sorprendente petición, Stéphane Simon propuso una idea: él acudiría a la exposición y taparía con un trapo sus obras si algún visitante se sentía ofendido con las esculturas. Sin embargo la Unesco no accedió a la propuesta del artista y le pidió que tapara las partes sexuales de las esculturas de forma permanente.

El artista decidió entonces cubrir sus obras con minúsculos tangas y slips para cumplir con lo que le había pedido la Unesco.

Tanto la petición de la Unesco como la respuesta del artista ha generado multitud de críticas.