Decenas de objetivos fueron impactados en la madrugada de este sábado, en represalia por el disparo previo de cohetes lanzados desde el enclave palestino.

FUENTE: PULZO

Los ataques israelíes apuntaron a las bases de Hamas, el movimiento que gobierna Gaza, y a aliados de este partido islamista, declaró una fuente de seguridad en Gaza.

El ejército israelí afirmó haber alcanzado “objetivos terroristas”.

Tres personas resultaron heridas, al menos una de ellas de gravedad, según el Ministerio de Salud del enclave palestino.

El estruendo de las explosiones se oyó en todo el territorio de Gaza, según un corresponsal de la agencia AFP.

Los bombardeos se efectuaron en represalia por disparos efectuados el viernes por la noche. El ejército israelí señaló en dos comunicados sucesivos que diez cohetes habían sido disparados desde la Franja de Gaza hacia el sur de Israel, la mayoría de los cuales fueron interceptados por el sistema de defensa antimisiles israelí “Escudo de Hierro”.

Los cohetes cayeron en el sector de la ciudad de Sderot, limítrofe con la Franja de Gaza, y uno de ellos alcanzó una casa, sin causar daños ni heridos, afirmó la policía en un comunicado.

Los disparos se efectuaron desde el enclave palestino en dirección al territorio israelí, por segunda noche consecutiva. El último lanzamiento de cohetes se remontaba al 12 de septiembre.

En agosto, una serie de disparos de cohetes desde Gaza y la consiguiente respuesta israelí, así como enfrentamientos a lo largo de la barrera que separa el enclave palestinos del territorio israelí, hicieron temer un enfrentamiento entre el movimiento Hamas e Israel.

Israel y Hamas, enemigos acérrimos, libraron tres guerras en el enclave desde 2008.