FUENTE: COINTELEGRAPH

El fabricante de automóviles Volvo anunció el 6 de noviembre que usará cobalto rastreado a través de una cadena de bloques para las baterías de su automóvil, esto después de la presentación de su modelo totalmente eléctrico XC40 Recharge, el mes pasado.

«Una red de datos compartidos transparente y confiable»

Volvo ha llegado a un acuerdo con sus dos proveedores de baterías, a saber, CATL, con sede en China, y LG Chem, con sede en Corea del Sur.

Volvo explica: «La tecnología blockchain, que establece una red de datos compartidos transparente y confiable, aumenta significativamente la transparencia de la cadena de suministro de materias primas, ya que la información sobre el origen del material no se puede cambiar sin ser detectados».

Como parte del acuerdo, los dos proveedores cubrirán las necesidades de batería de Volvo para la producción de nuevos modelos Volvo y Polestar durante la próxima década y rastrearán las materias primas requeridas utilizando la tecnología blockchain.

Probar el abastecimiento de material libre de conflictos

Con la iniciativa, Volvo está tratando de demostrar que los materiales utilizados en las baterías de sus vehículos eléctricos se extraen sin aprovechar el trabajo infantil y provienen de zonas libres de conflictos. La responsable de compras de Volvo Cars, Martina Buchhauser, explicó:

«Con la tecnología blockchain podemos dar el siguiente paso para garantizar la trazabilidad completa de nuestra cadena de suministro y minimizar los riesgos relacionados, en estrecha colaboración con nuestros proveedores».

El sistema dado ya ha sido probado por la firma de blockchain Circulor y el gigante de software Oracle en la cadena de suministro de CATL en agosto. La cadena de suministro de LG Chem, por otro lado, es rastreada por Responsible Sourcing Blockchain Network, junto con la empresa de blockchain R3 y el gigante tecnológico IBM.

Los datos almacenados en la cadena incluyen el origen, tamaño, peso, cadena de custodia del cobalto e información sobre si las organizaciones involucradas respetaron las pautas escritas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

La noticia llega a medida que la tecnología blockchain se adopta cada vez más en la trazabilidad de la cadena de suministro global. Coke One North America, la empresa de tecnología que gestiona las operaciones de IT para los embotelladores de Coca Cola, está utilizando una solución blockchain desarrollada por la empresa de software alemana SAP para gestionar su cadena de suministro.