El canciller Marcelo Ebrard confirmó que el ex mandatario ya se encuentra en el avión provisto por el gobierno mexicano para garantizar su traslado

FUENTE: INFOBAE

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) Marcelo Ebrard, informó a las 21:03 horas que el avión del gobierno mexicano ya despegó de territorio boliviano con el ex mandatario Evo Morales a bordo.

Una hora antes, el ex mandatario Evo Morales había confirmado que el gobierno mexicano se dirigía a Bolivia para recogerlo y trasladarlo a territorio azteca.

“Hermanas y hermanos, parto rumbo a México, agradecido por el desprendimiento del gobierno de ese pueblo hermano que nos brindó asilo para cuidar nuestra vida. Me duele abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía”, escribió.

De manera paralela, Marcelo Ebrard informó a través de Twitter que Morales ya se encontraba al interior del avión provisto por gobernación para su trasladado, garantizando su seguridad.

Fuentes militares peruanas habían informado previamente, que un avión de la Fuerza Aérea mexicana había llegado este lunes a Lima, desde donde se dirigiría a Bolivia a buscar a Evo Morales, a quien México concedió asilo.

Tenemos la aeronave de la Fuerza Aérea de México en el parqueo del Grupo 8 (de la Fuerza Aérea del Perú, contiguo al aeropuerto internacional Jorge Chávez de Lima). Aún no tenemos su hora de salida” hacia Bolivia, dijo la fuente a la agencia de noticias AFP.

“La aeronave llegó hace una hora (hacia las 16:00 horas tiempo local; 21:00 GMT), no tenemos más información”, indicó.

Según fuentes del gobierno peruano, el avión esperaba permiso de las autoridades aeronáuticas bolivianas para partir hacia ese país. Hasta ese entonces, el gobierno de México no había informado sobre la movilización del avión militar hacia territorio boliviano.

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández dijo la tarde de este lunes que el mandatario peruano, Martín Vizcarra, habilitó un espacio aéreo de Perú para que pudiera volar el avión de México a Bolivia a fin de recoger a Evo Morales, quien renunció el domingo acorralado por protestas masivas tras su polémica reelección en los comicios de octubre.

Fernández habló en la presentación de un libro en la que además expresó “su eterna gratitud” hacia el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador por darle asilo a Evo Morales y hacia el mandatario paraguayo Mario Abdo, quien dijo que estaban las puertas abiertas de Paraguay para recibir al renunciado mandatario boliviano.

El presidente electo destacó que con estas actitudes “la democracia se afianza entre nosotros” y aclaró que hasta el día hoy, no ha existido “ningún ejército que haya liberado a un pueblo”. «Ha habido un golpe de Estado en Bolivia, para que nadie se confunda y para que hablemos claro y sin mentiras”, recalcó.

Entorno de las 15:00 horas (tiempo del centro de México) de este lunes, el titular de la SRE Marcelo Ebrard, confirmó que Evo Morales aceptó el ofrecimiento del gobierno mexicano para refugiarse en el país.

«Les informo que hace unos momentos recibí una llamada mediante la cual solicitó asilo político en nuestro país. La cancillería mexicana, previa consulta con la Secretaría de Gobernación, ha decidido concederle asilo político por razones humanitarias”, informó el canciller.

Durante la breve conferencia de prensa, el funcionario se limitó a detallar el proceso que se llevará a cabo al interior del territorio azteca para que el Senado respalde esta decisión. Sin embargo, no explicó el proceso de negociación con las autoridades en Bolivia. En consecuencia, no es posible saber si el país latinoamericano le concedió permiso a México para llevar a cabo esta operación. Tampoco se sabe en qué parte de México aterrizaría y se resguardaría.

Mientras tanto, el gobierno de Perú informó a través de un comunicado que se le concedió permiso al gobierno de México para sobrevolar y abastecer de combustible a un avión oficial, el cual partió a las 18:30 horas (23:30 GMT) con destino a Bolivia.

“Esta decisión es consistente con nuestras obligaciones derivadas de la Convención de Caracas de 1954 sobre Asilo Diplomático”, señalaron las autoridades peruanas, quienes ratificaron su compromiso a que se dé una transición pacífica y “dentro del orden constitucional en Bolivia”.