Los problemas por abastecimiento de agua en algunos rincones del mundo son realmente constantes.

FUENTE: BUSINESS INSIDER

Los problemas por abastecimiento de agua en algunos rincones del mundo son realmente constantes y, a veces, las soluciones no están al alcance de todas las personas por su elevado costo.

Investigadores del MIT han desarrollado un prototipo que desaliniza agua mediante energía solar simple. El sistema es capaz de proporcionar más de 5,78 litros de agua potable a la hora por cada metro cuadrado de área de recolección solar.

Su funcionamiento parte de varias capas de evaporadores y condensadores solares planos colocados en una matriz vertical, según recoge MIT News.

Esas capas son las encargadas de la desalinización ya que recogen la luz del sol y la convierten en energía tras evaporar el agua. El vapor se condensa posteriormente en otro panel y, una vez el agua es retirada, el calor producido durante la etapa de condensación pasa a la siguiente capa

El calor final no se pierde en el proceso, sino que se recicla para seguir siendo utilizado, lo que aumenta la eficiencia general en un 385%. Así han explicado el proceso en la revista Energy and Environmental Science sus autores.

«Cuando condensas agua, liberas energía como calor«, ha explicado Evelyn Wang, ingeniera mecánica del MIT. «Si tienes más de una etapa, puedes aprovechar ese calor«.

Desalinizador mediante energía solar
Investigadores del MIT

El equipo de prueba cuenta con un sistema de 10 etapas que ha sido probado en las instalaciones del MIT. En la prueba realizada se ha llegado a producir más del doble de la cantidad récord obtenida con anterioridad utilizando cualquier otro sistema de desalinización mediante energía solar, ha asegurado Wang.

El aumento del número de capas hace el sistema más eficiente pero también suben los costos del proceso. Un número mayor de etapas de desalinización podrían alcanzar hasta un 800% de eficiencia general.

El prototipo ha sido construido principalmente con materiales económicos y fáciles de adquirir. Sin embargo, cuenta con una capa de aerogel transparente que se utiliza a modo de aislante y que resulta ser el material más caro empleado.

Los investigadores aún están trabajando en nuevos experimentos que mejoren la versión actual de su prototipo desalinizador para que en un futuro pueda ser la solución a algunos de los problemas de escasez de agua en el mundo.