FUENTE: INVESTING

Los posibles problemas en la fabricación de iPhones por fallos de suministro en China a causa del coronavirus siguen dando más de un quebradero de cabeza a Apple (NASDAQ:AAPL), que un día más vuelve a sufrir pérdidas en Wall Street.

Recordamos que en China hay empresas que siguen cerradas a causa de medida preventiva por el coronavirus. El Gobierno chino ha recomendado abrir este lunes, pero muchas de ellas prefieren continuar con el cierre echado.

Foxconn (TW:2354), firma que produce los smartphone de Apple en China, está cerrada debido a la falta de personal y no parece que, de momento, la situación vaya a cambiar.

La fábrica de Foxconn está situada en Zhenghzhou, la capital de la provincia de Henan, una de las ciudades afectadas.

Esto hace que no es probable que se puedan cumplir las producciones del iPhone para las próximas semanas, lo que podría tener un impacto directo sobre la disponibilidad de estos teléfonos móviles en las tiendas de todo el mundo.

Por su parte, LG Display (KS:034220), compañía que fabrica parte de las pantallas de los iPhone, ha advertido de posibles retrasos en su producción, debido a problemas con sus proveedores.

Y es que, aunque varias fábricas que producen iPhones en China están a más de 500 kilómetros de distancia de Wuhan –donde se originó el brote–, varios procesos de fabricación se están viendo afectados.