FUENTE: ECARTELERA

Si había una compañía que acudía con una cuantiosa cifra de nominaciones a los Oscar esa era Netflix. La plataforma optaba a 24 estatuillas en la ceremonia celebrada este domingo en el Dolby Theatre de Hollywood, aunque finalmente sólo se tradujeron en dos galardones. La gran cifra con la que Netflix acudía a la cita no era cuestión de suerte, puesto que ésta habría invertido unos 100 millones de dólares como parte de su campaña de marketing durante la temporada de premios, según recoge Deadline.

'El irlandés'

La cantidad gastada por el servicio de streaming quintuplicaría a la que el resto de estudios emplean en sus películas, que se sitúa entre unos 5 y 20 millones para cada cinta. Esta diferencia demuestra la apuesta realizada por la compañía, que acudía a la cita con unas nominaciones encabezadas por ‘El irlandés’ e ‘Historia de un matrimonio’, candidatas a diez y seis estatuillas respectivamente.

Sin embargo, la campaña y el número de galardones a los que optaba la plataforma no se han traducido en grandes resultados para Netflix, puesto que tuvo que conformarse con los dos Oscar conseguidos por Laura Dern a Mejor actriz de reparto y ‘American Factory’, que triunfó en la categoría de Mejor documental.

El desenlace que ha tenido la temporada de premios para la plataforma tampoco pilla por sorpresa, como se vio en otras citas como los Globos de Oro, en los que tan sólo se hizo con dos reconocimientos de los 34 a los que aspiraba. En la gala celebrada el pasado 5 de enero volvió a ser Dern la que se llevó el galardón de Mejor actriz de reparto, mientras que Olivia Colman ganó el reconocimiento a Mejor actriz de serie de televisión dramática por su interpretación en ‘The Crown’.

Mal resultado para Netflix

La carrera de los premios ha tenido un sabor amargo para el servicio de vídeo bajo demanda si se compara con las estatuillas obtenidas en años anteriores. En los Oscar de 2019, ésta contaba con 15 nominaciones y finalmente se alzó con cuatro estatuillas, tres de estas gracias a la película ‘Roma’. En la pasada edición, la empresa también llevó a cabo una cuantiosa inversión en marketing, dejándose hasta 60 millones en una campaña destinada a promocionar la producción dirigida por Alfonso Cuarón, con el objetivo de que se coronase como Mejor película, algo que finalmente no ocurrió.

En esta última ocasión, el dinero empleado por la compañía tampoco ha sido suficiente para que sus dos cintas se hiciesen con el premio a mejor largometraje , con el que ‘Parásitos’ hizo historia al convertirse en el primer filme de habla no inglesa en hacerse con la categoría.