En la sesión del miércoles, los mercados asiáticos cerraron en rojo, al igual que Wall Street la pasada madrugada, mientras las bolsas europeas han vuelto a abrir a la baja pero han conseguido evitar por los pelos el quinto día consecutivo de desplome en los mercados.

FUENTE: BUSINESS INSIDER

Este miércoles, por quinto día consecutivo, las bolsas de todo el mundo han vuelto a teñirse de rojo por el temor al impacto económico del coronavirus. La tendencia a la baja en los mercados se ha agudizado esta semana, con pérdidas multimillonarias de capitalización bursátil para los componentes de los principales índices que han pulverizado las ganancias que habían acumulado a principios de febrero.

Sin embargo, Europa ha cerrado en positivo, salvo en Alemania, y Wall Street ha abierto al alza.

De hecho, el miércoles ha sido una jornada de volatilidad en la bolsa europea, pero con final feliz. Tras abrir en negativo, el Ibex 35 se ha dado la vuelta y ha cerrado con una subida del 0,73%, aunque no ha sido la mayor subida de la jornada bursátil del Viejo Continente, ya que el Mib de Milán ha subido un 1,44%.

Mientras, el Eurostoxx 50 ha repuntado un 0,12%, el CAC 40 parisino perdiendo un 0,09% y el Ftse 100 de Londres un 0,39%, en tanto que el Dax de Frankfurt no ha podido recuperarse y ha cerrado con una caída del 0,13%. Las tímidas subidas de estos índices contrastan con el fuerte avance de Wall Street, que registra subidas de en torno a un punto porcentual para el Dow Jones y el S&P 500 y del 1,4% para el Nasdaq, coincidiendo con el cierre en Europa.

El martes, en cambio, el panorama de Wall Street era muy diferente, con caídas de más del 3% para el Dow Jones y el S&P 500 y del 2,77% para el Nasdaq que se prolongaron a las bolsas asiáticas, que cerraron de nuevo en negativo, con pérdidas del 3% para el índice SXSE de Shenzhen, del 2,3% para S&P/ASX australiano, del 1,28% para el Kospi de Seul y del 0,8% para el Nikkei de Tokio y el Shanghai Composite chino.

Pese al repunte de este miércoles, el Ibex 35 ha perdido 35.000 millones de euros de capitalización bursátil durante las sesiones del lunes y el martes, según cálculos de la Cadena Ser. El selectivo de la Bolsa de Madrid se dejó 21.900 millones de euros el lunes al caer un 4,05%, su mayor retroceso desde el referéndum sobre el Brexit en 2016, y otros 14.000 millones este martes, en el que registró una caída del 2,45%, la más elevada de las bolsas europeas.

Las pérdidas multimillonarias en las bolsas por el pánico inversor ante el coronavirus no se limitan al selectivo español. En Reino Unido, el índice Ftse 100 de Londres se ha dejado el lunes y el martes 98.000 millones de libras (unos 116.500 millones de euros), según The Guardian. A las fuertes pérdidas de empresas turísticas, de transporte y financiera se ha sumado la previsión del sector del lujo de que su mercado se reducirá entre 30.000 y 40.000 millones de euros por la parálisis de las ventas.

En Wall Street, el selectivo S&P 500 ha perdido 1,7 billones de dólares (sobre 1,5 billones de euros) de capitalización en las dos primeras sesiones de la semana, según la cadena CNBC. Además, teniendo en cuenta también las jornadas bursátiles del jueves y el viernes de la semana pasada, las pérdidas del índice estadounidense aumentan hasta 2,14 billones de dólares (algo menos de 2 billones de euros).

El índice MSCI World, formado por 1.644 empresas de mediana y gran capitalización de 23 países desarrollados, incluido España, ha perdido 2,75 billones de euros en las últimas 4 jornadas bursátiles por el coronavirus, según Reuters. Mientras, en China, la caída millonaria de la capitalización bursátil comenzó a principios de febrero, cuando sus bolsas se dejaron 380.000 millones de euros en su primera sesión tras el estallido del coronavirus, una cantidad equivalente al PIB de Noruega.

El desplome bursátil se está produciendo tras una racha alcista en los mercados globales debido al acuerdo comercial preliminar entre EEUU y China y el inicio de la temporada de resultados. De hecho, hasta el pasado día 19, el Ibex 35 había cerrado al alza en 11 de las 13 sesiones celebradas en febrero, llegando a superar la cota de los 10.000 puntos, para entrar desde el pasado jueves en una racha negativa que ya suma 5 sesiones.