FUENTE: EFE

La bolsa de Sao Paulo se desplomó un 8,36 % y cerró la semana con 104.171 puntos, lastrada por la expansión global del nuevo coronavirus, que llegó a Latinoamérica con un primer caso en Brasil y otro más detectado en México.

Esta ha sido la peor semana del corro brasileño desde agosto de 2011.

No obstante, el índice Ibovespa, referencia del parqué, revirtió este viernes parte de las pérdidas semanales al terminar con una subida del 1,15 %, tras el anuncio de la Reserva Federal de Estados Unidos de que actuará para apoyar a la economía frente a la propagación del llamado Covid-19.

En el mercado de cambio no hubo tregua. El dólar volvió a marcar un nuevo récord histórico en Brasil tras apreciarse este viernes un 0,1 % frente al real y cerrar negociado a 4,48 reales para la venta.

Pese al repunte de este viernes, la plaza paulista vivió una semana nefasta, a pesar de que solo operó tres días, pues el lunes y el martes no funcionó con motivo de las fiestas de carnaval.

El miércoles, cuando se confirmó el primer caso de coronavirus en Brasil, se hundió un 7,00 % y el jueves un 2,59 %.

En todo el mes de febrero, la bolsa paulista retrocedió un 8,43 % mientras que el dólar se apreció un 4,57 % frente al real.

«El mercado está bien centrado en el coronavirus. No hay otro factor relevante. Continúa esa falta de previsibilidad sobre cuáles van a ser los impactos reales del coronavirus en la economía global», explicó a Efe Luis Sales, analista de Guide Investimentos.

«¿Cómo los países van a reaccionar en términos del combate al virus? ¿Habrá paralización de aeropuertos? ¿Cuánto va a durar? Son algunas dudas que surgen y eso genera una mayor aversión al riesgo», completó.

En su opinión, el mercado financiero continuará la próxima semana «bastante volátil» debido a la crisis sanitaria internacional en curso.

Además del único caso confirmado hasta el momento, Brasil también investiga otros 182, de los que 66 se encuentran en el estado de Sao Paulo, el más poblado e industrializado del país.

Este viernes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó el riesgo de expansión global del coronavirus a «muy alto».

Con todo, la bolsa de Sao Paulo ganó este viernes 1.188 unidades a su puntuación acumulada, lo que le permitió mantenerse por encima de la barrera de los 100.000 puntos.

El volumen de negocios alcanzó los 40.026 millones de reales (unos 8.900 millones de dólares) en un total de 4.537.558 operaciones financieras, valores por encima de lo habitual.

Los títulos de la constructora MRV (7,26 %), la red de farmacias Raia Drogasil (5,86 %), del operador de tarjetas de crédito Cielo (5,55 %) y de Carrefour (PA:CARR) Brasil (5,51 %) se situaron al frente de las ganancias en el Ibovespa.

Las mayores pérdidas de la sesión las registraron la empresa de software TOTVS (-3,57 %), las aerolíneas Gol (-3,03 %) y Azul (-1,53 %) y la reaseguradora IRB Brasil (-2,58 %).

Las acciones más negociadas fueron las preferenciales de la petrolera estatal Petrobras (NYSE:PBR) (0,16 %), las similares de Itaú, el mayor banco privado de Brasil (2,99 %) y las ordinarias del gigante minero Vale (-0,36 %).