El indicador industrial Dow Jones cayó 2,3% en las primeras negociaciones, mientras que el Nasdaq retrocedió 4,1%

FUENTE: INFOBAE

Wall Street sufrió una jornada de caídas, especialmente en el sector de tecnología, tras un fin de semana largo en lo que apunta a una continuación de la ola de venta de acciones por parte de los inversores, lo que tiró hacia abajo los precios.

El índice Nasdaq fue el más afectado en el arranque de la jornada, con una caída de 4,1%. Por su parte, el S&P 500 cedió un 2,8 por ciento y el Dow Jones, el principal índice de referencia, perdió 2,3 por ciento.

Tesla continúa sufriendo un desplome, con una caída del 17 por ciento al final del día de negociaciones. El viernes, antes del fin de semana largo por el feriado del lunes por el Día del Trabajo, la empresa liderada por Elon Musk había tenido otra jornada negra con un retroceso de 7 por ciento, tras conocerse su exclusión del grupo de empresas que se sumaron al S&P 500. Las acciones de Tesla, que han subido casi un 400% en lo que va de 2020, constituyen la apuesta de más alto perfil del mercado de valores estadounidense ante el interés por la energía renovable y el declive de los combustibles fósiles.

Tesla sufrió además el golpe del anuncio de una toma de participación de GM en el fabricante de camiones eléctricos Nikola.

El inicio también fue muy negativo para otras firmas del sector como Apple, Amazon, Microsoft, Facebook, Nvidia y Zoom. Todas presentaron caídas superiores al 3 por ciento. Pese a las recientes pérdidas, todas ganaron más de 30 por ciento en el año.

Pierre Veyret, analista de ActivTrades, indicó al Wall Street Journal que se teme una burbuja en el sector digital, que ha crecido con fuerza en el marco de la pandemia, y recordó que continúan las tensiones por el enfrentamiento comercial entre EEUU y China. “Creo que debemos empezar a anticipar una rotación, el impulso detrás de la tecnología va a disminuir”, comentó por su parte Seema Shah, estratega jefe de Principal Global Investors, ya que la reapertura y la perspectiva de la vacuna contra el coronavirus resta atractivo a la dependencia tecnológica del confinamiento.

Antes de las pérdidas que comenzaron la semana pasada, Apple había incrementado su capitalización en casi USD 700.000 millones desde finales de julio, mientras que las acciones del fabricante de vehículos eléctricos Tesla habían duplicado su valor.

A su vez, el precio de las ventas futuras del petróleo de Texas pierde más de 6% por los temores de una caída de la demanda.