FUENTE: COINTELEGRAPH

El fabricante de automóviles de lujo Groupe Renault probó su proyecto blockchain destinado a facilitar la certificación de la conformidad de los componentes del vehículo.

El proyecto, Extended Compliance End-to-End Distributed, o mejor conocido como XCEED, surgió de la asociación de Renault con otras empresas para desarrollar una solución de cadena de suministro de blockchain mediante el intercambio de datos. Se basa en la red Hyperledger Fabric y se implementa en colaboración con IBM. XCEED rastrea y certifica el cumplimiento normativo de los componentes del vehículo.

Renault probó XCEED en su planta de Douai y procesó más de un millón de documentos con 500 transacciones procesadas por segundo.

XCEED comparte la información de cumplimiento entre los fabricantes de piezas y los que fabrican los coches. Renault dijo que la plataforma acelera el intercambio de información, llevándola a la entrega en tiempo real. XCEED, explicó el fabricante de automóviles, crea una red confiable para compartir datos con confidencialidad.

Los socios de Renault para el proyecto incluyen Continental, Faurecia, Plastic Omnium y Saint-Gobain. Se anunció por primera vez en 2019.

El fabricante de automóviles dijo que la necesidad de una mejor solución de cumplimiento surgió a medida que se implementaron las nuevas regulaciones de vigilancia del mercado el 1 de septiembre. La Directiva 2007/46/EC de la Unión Europea, revisada en 2020, establece un mejor monitoreo de vehículos nuevos y partes para cumplir con los estándares de seguridad y ambientales. Renault dijo que toda su cadena de producción «tiene que ajustar su estructura» para responder a los plazos más cortos establecidos en la política.

Odile Panciatici, vicepresidente de blockchain en Groupe Renault, dijo:

“El proyecto XCEED que iniciamos es una poderosa ilustración de la capacidad de innovación de Groupe Renault. Estamos convencidos de que blockchain es un vector de transformación de la industria automotriz. La tecnología blockchain realmente se destaca en un vasto ecosistema que involucra a varias compañías diferentes, proporcionando un vínculo entre los diversos procesos, sistemas informáticos y bases de datos de los socios. Existen múltiples usos para este tipo de tecnología en la industria automotriz, donde tenemos intercambios con innumerables actores externos a la empresa, como proveedores, clientes y distribuidores independientes”.

Esta no es la primera incursión de Renault en la tecnología blockchain. Renault, junto con otros gigantes automotrices BMW, GM y Ford y las empresas de tecnología IBM, Hyperledger, Bosch e IOTA, trabajaron en la Mobility Open Blockchain Initiative (MOBI). Creó una base de datos de números de identidad de vehículos en la cadena de bloques. BMW también creó una solución de cadena de suministro basada en blockchain.