https://elnacionaldigital.com/39eef754-c983-49d3-a180-fced0bdcf41f/

Vemos que hay restaurantes de todo tipo: el más alto, el más rápido, el más caro… y ahora también el primer restaurante del mundo en globo aerostático. Es decir, que puedes comer dentro de un globo aerostático en pleno aire libre. Es realmente peculiar y una actividad diferente que atrae.

Su nombre es CuliAir Skydining y está en los Países Bajos. Ofrece vistas de pájaro, cocinar en las alturas y gozar de una rica y elaborada gastronomía.

El primer restaurante del mundo en globo aerostático

La chef Angélique Schmeinck pensó en esta originalidad en el año 2003. Como dicen en su propia página web, es una fantástica aventura deliciosamente poco ortodoxa en el único restaurante en globo aerostático del mundo.

Surcando los cielos suavemente como una brisa, cenando con los mejores vinos entre el cielo y la tierra, flotando hacia el infinito…

En 2003, Angélique Schmeinck -una de las dos únicas maestras de cocina holandesas- tiene un sueño: preparar platos exquisitos en un viaje en globo aerostático, utilizando el globo como un enorme horno de convección.

Con un volumen de 10.000 metros cúbicos y una altura de 50 metros, un globo puede funcionar como un enorme horno de convección. Las temperaturas internas del globo pueden alcanzar unos 100 grados centígrados, y esto permite que en términos de cocina los alimentos pueden cocinarse lentamente a temperaturas «bajas». Y es la técnica perfecta para desarrollar el aroma y conservar los jugos de los platos de pescado o carne.

Así y mediante una construcción de poleas, los platos se transportan a la corona de la envoltura del globo en cestas de acero especiales para el horno. Tras la cocción, los platos son izados hasta la cocina especialmente dispuesta, donde reciben un acabado de cocción en vivo a la perfección con verduras crujientes y una deliciosa salsa.

Una experiencia única

En este restaurante tan peculiar se cocina y sirve comida en globo durante todo el año. CuliAir Skydining está disponible tanto para grupos como para individuos… tanto para negocios como para fines privados. Este globo aerostático construido a medida, transformado en restaurante y cocina, es adecuado para acoger de 5 a 10 personas.

Su cocina es creativa e internacional y la experiencia total. El vuelo dura hora y media para estar a 400 metros de altura en un total de 30 kilómetros. Por esto comer aquí también es algo caro, casi 450 euros por cada comensal. Pero como regalo, experiencia y si estás en el país o viajas, vale la pena.

Fuente: okdiario.com