216 años después del juramento de Bolívar en el Monte Sacro, ¡Venezuela continúa siendo libre y soberana!

“¡Juro delante de usted, juro por el Dios de mis padres, juro por ellos, juro por mi honor y juro por mi patria, que no daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español!”.

La cita histórica le pertenece al Libertador Simón Bolívar, y fue pronunciada de forma profética aquel memorable 15 de agosto de 1805, en el Monte Sacro, en Roma, cuando en compañía de su maestro de la infancia Simón Rodríguez y el primo hermano de su fallecida esposa Fernando Rodríguez del Toro, Bolívar de tan solo 22 años jura liberar a Venezuela del dominio español. El episodio se conoce como Juramento del Monte Sacro.

Aquella cita del destino le avizoró un camino inimaginable de luchas, batallas, aciertos y desaciertos a los que Bolívar, sin saberlo en el Monte Sacro, ataría su destino a la lucha por la libertad de Venezuela, por la liberación de 300 años de vasallaje extranjero que bien explicitó manifestó en su juramento cuando pronunció que no daría reposo a su alma “hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español” .

Bolívar no solamente cumplió el juramento de liberar a su patria 16 años después, con la victoria definitiva en la Batalla de Carabobo, sino que remató su gesta heroica dando libertad a Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, como un sueño de la unidad e independencia de los pueblos del Sur.

Aquella tierra quizás extraña para él, lo recibió para sin saberlo, guardar para siempre uno de los actos más sublimes declarado la tarde del 15 de agosto de 1805 por el Libertador en un hecho sencillo, que ha entrado en la historiografía con calidad sublime y que iba a ser la impronta de toda su vida.

La idea de Bolívar por liberar a su patria, comenzó en su estadía en Milán, donde hizo contacto con valientes Republicanos. El historiador Alberto Filippi, reproduce en su valiosa obra Libertador en la historia italiana, el testimonio de un contemporáneo de Bolívar, Bernandino Righetti, quien comentó en sus relatos lo siguiente:

“Ayer en la noche (13 de mayo) en casa de los Melzi, me presentaron un apuesto joven de Caracas, donde crece el excelente cacao; él es un tal Bolívar y en sus aspectos se vislumbran las promesas de un fecundo porvenir; su discurso está lleno de energía y de esperanzas. Odia a los españoles y entusiasmado por los acontecimientos actuales, sueña con la liberación de la colonia hispana y con ser él mismo el Libertador”. Nada más parecido a la realidad apreciaba entonces Bernandino Righetti, pues cada palabra del juramento del Monte Sacro, se convirtió en la acción de valentía y dignidad por la libertad del pueblo.

El 16 de octubre de 2005, el Comandante Eterno Hugo Chávez, rindió homenaje en Roma al monumento que conmemora el juramento de Simón Bolívar, y desde allí indicó:

“Los hombres que iluminan el horizonte de la humanidad no nacen cuando comienzan a ver la luz, sino nacen cuando comienzan ellos a irradiar luz propia. Desde ese punto de vista, no de la biología, sino de la filosofía, podemos decir con Augusto Mijares que aquí en este Monte Sacro, nació el Libertador Simón Bolívar, hace 200 años. Y rendimos tributo a su memoria, a su esfuerzo, rendimos tributo a su honor, rendimos tributo a su dolor, porque aquel hombre se convirtió en un mártir, aquel hombre cumplió su juramento, aquel hombre no dió descanso a su brazo, ni reposo a su alma hasta que se rompieron las cadenas del imperio español”, exclamó Chávez en una cronología de la vida del Libertador.

Hoy cuando se cumplen 216 años de aquel juramento histórico está viva la palabra y la esencia del Libertador, quien consagró su vida para romper con el vasallaje español y hoy gracias a su juramento en el Monte Sacro, juramento que se cumplió en cada una de sus partes, seguimos siendo libres y soberanos para siempre.

Rendimos tributo a su vida y obra …¡Que viva Bolívar!

Esta gran gesta histórica donde el Simón Bolívar marcó la libertad de América latina, donde aun con los años el pueblo de Venezuela sigue siendo libre.

Fuente: http://www.mppef.gob.ve